jueves, 29 de enero de 2009

Se me hace increíble!!

Cada que leo, escucho o me entero de alguna madre que se queja de su bebé, me entra un coraje enorme!!!
Es que se me hace increíble que algunas mujeres quieran tener hijos y en cuanto los tienen a su lado no hacen más que querer "independizarlos" usando de pretexto cualquier cosa, que si no lo quiero acostumbrar a los brazos, que si no lo quiero malcriar, que si no lo quiero hacer berrinchudo, que si se tiene que hacer de disciplina, etc.....
No me cabe en la mente que una mujer pueda esperar que un bebé aún de brazos se duerma toda la noche entera solo porque su madre tiene sueño.
Yo comprendo que los adultos (sobre todo los citadinos) somos personas muy egocéntricas, independientes y hasta frívolos; pero entonces no comprendo el propósito de tener un hijo.
Yo creo que un hijo no es solamente un "escalón" que tienes que subir para llegar al final de tu vida; es decir, no es simplemente algo que pasa; el tener un hijo es una decisión que se debe tomar responsablemente; y bien si no fue una decisión, por lo menos debe ser una situación que se afronte con responsabilidad.
Yo me he encontrado con personas que me dicen: "¿tu sufres igual que yo?" y no puedo dar crédito a lo que escucho.
En mi caso; mi embarazo no fue sencillo; los primeros 2 meses tuve que permanecer en reposo para que mi bebé se matuviera en su sitio, esto me llevó a dejar la Universidad. Cada día era un vomitadero interminable y una ola de ascos que iban y venían. Subí 15 kgs de peso. Me mudé de casa 2 veces. Finalmente me tuvieron que hacer cesárea porque mi bebé tenía doble circular de cordón; nunca había sentido tanto dolor como cuando a unas horas de la cesarea me hicieron cambiar de cubículo a pie.
Mi bebé gracias a Dios nació perfecto, de peso, estatura y casi inmediatamente se pegó al pecho.
Al darle el pecho me encontré con otro gran dolor; no sé si haya sido mi sensibilidad, mi falta de "técnica", el hecho de ser madre primeriza u otra cosa, pero la primer semana de darle el pecho fue de dolor constante.
Y además de ese dolor, el de la cesárea, el no dormir casi nada los primeros 2 o 3 meses de nacido mi bebé me encontré con mil cosas más; sin embargo, NUNCA me he quejado, ni he "sufrido" mi maternidad. Diario le doy gracias a Dios por haber puesto vida en mi vientre y haberme dado al niño más hermoso, alegre, hiperactivo, curioso e inteligente del mundo.

La maternidad es un "sacrificio" que se paga con amor y es el "sacrificio" que más he disfrutado en mi vida.

TE AMO CON TODA MI ALMA PEDRITO, ERES LA LUZ DE MIS OJOS.

2 comentarios:

Lunafeliz dijo...

hola
acabo de llegar por aqui desde el blog de mamasita,me gustaron tus post, para mi tampoco ha sido dificil la vida en pareja ni la maternidad, todo me sale del alma con el mayor de los gustos, estoy en mi elemento, aunque tambien trabajo, pero la vida familiar es la fuente de mi felicidad. hasta pronto!

Rocío dijo...

Muchas gracias por tu comentario Lunafeliz, eres mi primer "comentarista", y obviamente acabo de checar tu blog y te felicitó por tu nuevo bebé!!, el cual espero sea niña y no tengas que "desarmarlo", jaja. Bueno, anado tu liga, si no te molesta, salu2