domingo, 20 de septiembre de 2009

Rocío dice: Mi abue

El pasado 17 de Septiembre mi abuelito cumplió 80 años de estar aqui, con nosotros.


Yo siempre he tenido una relación buena con mis abuelitos (papás de mi papi), si bien recuerdo que mi infancia no fue muy cercana a ellos, yo siempre los he querido muchísimo y también los respeto.


No es por presumir, pero creo que soy de las más cercanas afectivamente a ellos.


Desde pequeña siempre los he visitado cuanto he podido y casi siempre pasé la navidad y el año nuevo con ellos, costumbre que cambió cuando me junté con Sam.


Mi abuelito se llama Ramón (les mencioné que también quería llamar Ramón a mi bb??), en realidad se llama Pedro Ramón, pero todos le decimos solo Ramón.


Ahora ya se ve grande y le cuesta trabajo hablar con fluidez, pero yo lo recuerdo como alguien muuuuuy diferente.


Cuando yo era niña mi abuelito se la pasaba haciendo cosas en su taller de carpintería que acondicionó en la extinta casa de Azcapotzalco donde todos los de la familia alguna vez vivimos.


Era muy activo, siempre buscando qué hacer.


Jaja, perdón por reír antes de contar la anécdota, pero no puedo evitarlo; mi abuelito coleccionaba resorteras, las cuales usaba para lanzar piedritas a los perros desde la azotea, jaja.


Mi abuelito le enseñó a mi hermano a andar en bicicleta desde muy chiquito y sin llantitas laterales.


A mi desde chiquita me dice águila, porque dice que tengo los ojos grandes y cafés como una.


Una vez le platiqué que el asiento de mi bicicleta me lastimaba y la siguiente vez que fui a visitarlo me regalo un asiento comodísimo y super padre que tenía el diseño de un águila multicolor.


Le gustaba ir a la Merced y a Tepito y cuando iba no se bañaba y se iba lo más mugrosito posible, porque decía que así aullentaba a los ladrones.


Actualmente vive en Apan, Hidalgo.


Una vez se encontró un colibrí herido antes de subirse al camión para ir a su casa y lo tomó en su mano y ahi se lo llevó todo el camino, hasta se quedó dormido, pero nunca lo soltó; al llegar a su casa lo curó y lo dejó libre.


Cuando era chiquita en semana Santa me ponía a ver las películas que pasan en la tv. con él y siempre me platicaba sobre los pasajes de la biblia.


Hay tantas y tantas cosas que recuerdo de mi abuelito, que sería interminable esta entrada, pero como el pequeño PJ no me deja mucho tiempo, tendré que dejar la lista hasta aqui.


Solo quiero decir que Gracias a Dios soy una Consuelos y que Gracias a Dios he tenido la fortuna de convivir con mi abuelito y decirle cuanto lo amo.




mencioné su sentido del humor???

4 comentarios:

Pilyboop dijo...

Ay que me has dado donde más duele. :(

Solo puedo decirte que eres tremendamente afortunada por tenerlos todavía contigo.

Yo nunca conocí a mis abuelos, pero eso si tuve MUCHA ABUELA¡¡ :)

Mi abuela paterna todavía vive pero en Durango asi que tiene mucho que no la veo.

Y mi abue materna, que fue la que prácticamente nos crió a mi y mis hermanos, falleció hace año y medio. :(

Jose_Kunita dijo...

Hola Rocío..Estoy mirando tu blog..Muy tierna la entrada jeje..muy bonito tu ojito!!! ;) sigo mirando y te cuento..

Jessica dijo...

Hay Rocío, me diste donde más, en Diciembre pasado falleció mi abue, 84 años, me abriste la mente a tantos recuerdos de él.

Que hermosos recuerdos, y que hermoso que PJ tenga a sus bisabuelos.

Saludos

Rocío dijo...

Ay Pily y Jessi, perdón por remover recuerdos, pero es que me salió presumir a mi abue, y la verdad que yo no sé qué voy a hacer el día que pierda a cualquiera de los 2. Sorry

José: bienvenido!!!por aqui te espero, casi no pasan hombres por aqui ;)