miércoles, 5 de febrero de 2014

A nada del medio año

Parece que fue ayer cuando me dio el mareo aquel que me anunciaba que ya vivía en mi pancita otro príncipe y ahora estamos a nada de que cumpla 6 meses de estar aquí, a nuestro lado.

No puedo pensar en un mejor hermano para mi Pedrito, ni en uno mejor para Benny. Son tal para cual, se buscan, se sonríen, se aman.

La decisión de tener un nuevo hijo no fue tomada de la noche a la mañana, se vino cocinando desde que mi PJ comenzaba a pedir hermanito (a los 3 años de edad) pero ni mi esposo ni yo terminábamos de convencernos. Finalmente, cuando mi PJ estaba a un par de meses de cumplir sus 5 años decidimos intentar "a ver si pega" y vaya que pegó! en la navidad de 2012 dimos la noticia de que teníamos 4 semanas de embarazo y el resto es historia.

Ahora mi bebé ya le sonríe a quien le hable, ya me voltea a ver cuando lo llamo, llora si lo dejo solo mucho rato, pero también está feliz si lo dejo en su sillita viendo a su hermano mayor, su héroe y le regala risas y carcajadas a quien le haga gracias.
Ahora comienza con la dentición que por las noches no nos deja dormir, con la curiosidad de agarrar todo y llevárselo a la boca.

Ahora mi familia está completa. :)



1 comentario:

[Chur] dijo...

Que bonito revivir esos momentos de planificación :D mis niñotes, cada vez más grandes y chulos. Los quieroo