viernes, 8 de marzo de 2013

El hermano mayor

En muchos sitios he leído sobre el síndrome del "rey destronado", sensación que embarga a muchos hijos únicos que de repente se enteran que tendrán que compartir el amor, el cariño y sobre todo la atención de sus lacayos (perdón, quise decir papás, jaja) con un nuevo integrante de la familia: UN HERMANO!
Lo que se comenta en general son los celos, la antipatía, los malos comportamientos de parte del ahora hermano mayor; por suerte, creo que éste no será mi caso.
Mi pequeño (ya ni tanto) PJ siempre ha sido muy niñero, le encanta jugar con niños menores que él, es muy paternal, adora los bebés y desde los 3 años me ha pedido un hermanit@.
Mi esposo y yo pensábamos esperar un poco más para encargar un nuevo bebé, tener nuestra casa, un auto, un poco más de estabilidad; pero de repente me llegó una idea muy clara, si sigo esperando el "momento ideal" me voy a morir esperando.
Cuando nos embarazamos de PJ no teníamos nada, en serio NADA!. No estábamos ni casados, ni vivíamos juntos, seguíamos estudiando, los 2 trabajando, como ya dije, no teníamos NADA qué ofrecerle a mi bebé más que amor.
En este momento tenemos una familia, con altos y bajos, con encuentros y desencuentros, papá tiene un trabajo seguro, aunque no tenemos ni casa ni auto, tenemos una familia, un hijo que crece como la hierba, que ansía un hermano y unos padres que desean un segundo hijo. Por esa razón decidimos volver a intentar.
Gracias a Dios que nuestra espera ha sido cortísima, enseguida quedamos embarazados de nuevo; la noticia la dimos a la familia el 24 de Diciembre en la cena de Navidad.
Desde ese día mi hijo se desvive en cuidados por su hermanit@, ya desea verlo, tocarlo, besuquearlo, cargarlo, dice que va a dormir con él en su cuarto y que él me va a despertar cuando su hermanit@ quiera chichita y que se va a dar cuenta cuando necesite un cambio de pañal por el olor, jaja.
Estoy muy feliz porque este embarazo ha sido anunciado en una atmósfera más tranquila que el anterior y cabe mencionar que los futuros abuelos están más que felices.
Ya tengo casi 4 meses, la parte más emocionante del embarazo ya viene, sentir los movimientos, saber el sexo y esperar el parto (ojalá se me de uno natural).
Me da un poco de nostalgia el pensar que éste será mi último embarazo, pero para contrarrestar esa nostalgia hay que disfrutarlo a más no poder, asi que a darle :)

Gracias a tod@s l@s que me leen, un abrazo a tod@s








4 comentarios:

Lyn Mar dijo...

Que precioso ese hbermano mayor!! Ya veras que bien se lo pasaran un besoooo grande y ya entraste a la mejor etapa la de disfrutar ese embarazo!! Os queremos muakkk

Ileana Medina dijo...

Amor es lo que principal que necesitan los niños y eso tenéis de sobra.
Enhorabuena por tu embarazo!
Un abrazo!

Marla dijo...

Estoy de acuerdo contigo de que mi Pisho no será celoso, es un príncipe encantadorrr!! me emociona verte la barriguita sexy jojojo! te quieroooo

Rocío dijo...

muchas gracias Eve, yo también los quiero!!
muchas gracias Ile :)
Marla, es un príncipe,pero anda de un chipil!!!